El jet lag es uno de los males más comunes que afectan a los viajeros. ¿Sabes qué es? El jet lag es un desequilibrio producido entre el reloj interno de una persona y el nuevo horario que se establece al viajar en avión a largas distancias, a través de varias regiones horarias.

Entre los síntomas se encuentra el cansancio general, la apatía, los problemas digestivo, el insomnio, el dolor de cabeza, la irritabilidad y otros que varían de acuerdo a la persona. ¡No te preocupes! Aunque suena terrible y es algo esperado de cualquier viaje largo, hay varias maneras en las que puedes evitar que te afecte tanto y así poder disfrutar sin problemas

Antes del vuelo:

  • Trata de adaptarte al nuevo horario. Si en tu destino es más tarde, acuéstate más tarde que de costumbre. Si en tu destino es más temprano, acuéstate y despiértate más temprano.
  • Duerme bien la noche antes del vuelo. El descanso es muy importante.
  • Come ligero y toma mucha agua.
  • Organiza bien tu viaje para que no se presenten imprevistos y te encuentres estresado los días antes del viaje.
  • Relájate. Date un masaje, ve una película, sal con amigos. Estar relajado garantiza que afrontarás mejor todo el cambio.
  • No olvides hablar con tu médico si tomas medicamentos que tienen un horario especial y así evitar malos ratos durante y después del vuelo.
  • Practicar ejercicio y tener una dieta saludable ayudan a que el cuerpo se adapte más rápido.

Durante el vuelo:

  • Lleva ropa y calzado cómodo. De nada sirve aparecer con la última moda si no la puedes lucir porque te sientes fatal.
  • Trata de dormir durante el vuelo.
  • Intenta ajustar las horas de sueño en el avión para coincidir con la hora de destino.
  • Elige comidas ligeras, aléjate de cosas pesadas como la pasta.
  • Toma agua para mantenerte hidratado. Aléjate de el alcohol y la cafeína pues estos causan deshidratación y alteran los patrones de sueño.
  • Muévete dentro del avión y trata de ejercitar tus piernas para evitar que se cansen y se hinchen.

Después del vuelo:

  • Adapta tus horarios a los locales, tanto de sueño como de comida.
  • Come ligero los primeros días.
  • Intenta exponerte a los rayos del sol durante el día.
  • Ve con calma durante el primer día.

Recuerda que el jet lag tiende a durar 48 horas. Tómatelo con calma y siguiendo estas indicaciones deberías estar bien.

Creditos: La foto que ilustra este artículo fue publicada en Flickr por el usuario Smath. bajo licencia Creative Commons


Comente

Connect with Facebook

blank

Switch to our mobile site