Turismo ecológico en las Cuevas Alfredo Jahn

A 20 minutos de Higuerote y luego de pasar por Birongo vía Curiepe está ubicado el segundo sistema de cavernas de Venezuela: Las Cuevas Alfredo Jahn.
Es un hermoso Parque Nacional de 4.290 metros de longitud repleto de galerías horizontales, caminos de tierra y un río subterráneo. El monumento natural está rodeado de un imponente bosque tropical, lleno de múltiples colores en su flora. La cueva tiene 15 entradas, algunas tan estrechas en las que sólo pueden ingresar personas muy delgadas y otras que es necesario el uso de equipo de escalada. La entrada más utilizada por los visitantes, es la número 6.
Para visitar la cueva es importante llevar Ropa cómoda (preferiblemente de fácil secado), zapatos viejos y una linterna.

Foto tomada de www.barloventoweb.com

Siguiendo la ruta llegarás al Tremedal, en el que es común encontrarse con pequeños habitantes de la cueva como grillos, murciélagos y ciempiés; mientras que en verano cuando los pozos se encuentran llenos de agua cristalina es posible observar peces y camarones de río.
Este paseo comienza su etapa emocionante a partir de la segunda hora de las cinco que dura el recorrido, cuando llegas a las galerías más grandes “La Lluvia” y “El Chaguaramo”, donde gotas de agua limpia y cristalina corren hacia abajo por las decenas de estalactitas.
El regreso no es por el mismo camino de ida hacia la aventura, la ruta se torna totalmente oscura hasta llegar a la Galería del Hongo, donde la claridad vuelve a los ojos de los más temerosos.
La encrucijada de todo el recorrido es El Bebedero, en donde se encuentran los cinco caminos que te llevan al resto de la cavidad, desde allí se puede admirar claramente el desplazamiento geológico que tienen todas las cuevas.
En la cueva Alfredo Jahn los visitantes deben tomar precauciones debido a la existencia del riesgo de contraer histoplasmosis, una enfermedad de distribución mundial que afecta los pulmones y que es causada por un hongo (Histoplasma capsulatum). La enfermedad, generalmente asociada a cuevas secas, se adquiere por la inhalación de las esporas que se transforman en levaduras en los pulmones. Aun cuando la Cueva Alfredo Jahn es en general una cueva húmeda, existen secciones secas con acumulaciones de guano, que pudieran ser consideradas las de mayor riesgo para el contagio de la enfermedad.
Aunque las rutas son fáciles de identificar es recomendable entrar con guías que conozcan el sistema de galerías y las zonas más probables de contagio de histoplasmosis.

La gente de extremos.org.ve ofrece un full day a la cueva que incluye los traslados Caracas Birongo Caracas en unidades de transporte encava y guías especializados por 220 Bs.

Con información de Turismo Miranda

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *