El otro día estuve de visita por el zoológico más grande de Nueva York: el Bronx Zoo. Mi intención era ver los animales que allí se exhiben. Pingüinos, gorilas, flamingos, lemures, cebras son algunos de los animales que conforman la larga lista de especies del lugar. Además de entretenerme un montón con los graciosos animales, me encontré con una grata sorpresa: esos mismos animales estaban hechos de piezas de Lego.

La cebra de Lego tomó cerca de 400 horas para construirse


Con estas esculturas a tamaño natural de la fauna salvaje, que habitarán en el zoológico de El Bronx hasta el 3 de septiembre, se busca concienciar a los visitantes sobre los peligros que amenazan la supervivencia de estas especies. El mini zoo de bloques es sencillamente mágico. Y además los más pequeños podrán construir sus animales favoritos (esta actividad tiene horarios especiales, así que es bueno consultarlo antes en la página del zoo) en un pabellón dispuesto solo para esto.

Fotos Bronxzoo.com

Aunque se encuentran repartidas a lo largo del parque, muchas de ellas comparten el mismo espacio que su contraparte de carne y hueso para que los visitantes puedan apreciarlos mejor. Pero la mayoría están a lo largo de un camino repleto de árboles, eso si no dejes de ver para todos lados. Porque las esculturas de Lego están hasta en los árboles.

Cada una de estas réplicas requirió entre 30 mil y 40 mil bloques de plástico, así como un minucioso trabajo de hasta 400 horas para detallarlos a la perfección.

Como les dije antes esta exhibición llegará a su fin al terminar el verano, esperemos que vuelva pronto.

Acá les dejo un video en caso de que no lo visiten.



Comente

Connect with Facebook

blank

Switch to our mobile site