Las falsas recetas para lograr visa americana

Sin duda para los latinos que quieren viajar a Estados Unidos lograr una visa de turista es una pesadilla. Basta con una búsqueda en la red para conseguir desde gente que vende manuales sobre como lograr la visa hasta historias llenas de humillación frente al oficial consular en la embajada.

Cuando se acude a la entrevista de solicitud de visa se puede ver de todo. En la majestuosa y fortificada Embajada Americana en Venezuela conseguimos gente que va con enciclopedias de papeles para demostrar sus vínculos con el país hasta los confiados que llevan solo su pasaporte y las planillas requeridas.

Solemos preguntar a nuestros allegados como les fue, qué hicieron, qué llevaron y qué les preguntaron pero las historias son tan disímiles una de otra que no vale la pena tomarlas como referencia y de eso nos damos cuenta al finalizar la entrevista. Nuestra historia puede ser otra muy diferente a las que ya sabíamos.

Visa Americana

Mi primera visa la obtuve a los 7 años cuando fui a Disney con mi familia. De esa cita no recuerdo lo más mínimo y preguntando a mis padres ellos tampoco recuerdan. Hace 20 años las realidades eran otras tanto aquí, como allá y era muy raro que se negara una visa. Hoy eso es pan de cada día.

Se nota la cantidad de negaciones frente al kiosco de envíos donde llevas tu planilla para enviar el pasaporte a tu casa luego de la aprobación. Si en la fila para la entrevista había 50 o 70 personas en esa media hora. En la de la empresa de envíos solo hay 2 ó tres que corrieron con la suerte de tener la visa estampada en el pasaporte.

Durante mi experiencia no estuve ni un minuto ante el oficial consular y mi visa fue aprobada sin mucho alboroto. Solo me preguntaron cuanto tiempo tenía trabajando en la empresa donde laboro y fue suficiente para que la aprobaran. ¿Corrí con suerte? ¿La oficial consular estaba cansada? Puede ser. Pero el hecho es que logré lo que buscaba y de forma fácil, sin comprar recetas, ni acudir a gestores de documentación falsa (que los hay) y sin humillaciones en la entrevista.

No tengo una receta pero si recomiendo una sincera introspección antes de solicitarla. Evalúe si usted mismo se la daría, si tiene dudas no alimente el negoción del gobierno americano con las solicitudes de visa ($100 por solicitud por 500 personas diarias, yo también quiero tener una embajada) Si esta confiado, acuda con actitud y sin nervios a su cita.

No acuda a los gestores, no intente ser más vivo que ellos. Si descubren información falsa lo pueden considerar inelegible de por vida. Si cree que tener aprobada la visa es ya suficiente, se equivoca. Después deberá esperar por la entrega para ver hasta cuando es valida y si se la otorgaron por una sola entrada o por múltiples. Otro suplicio, tal y como comento Jorge en un post anterior, es demostrar lo mismo que demostraste en la embajada al oficial de inmigración al llegar al país del norte.

Mucha suerte y no se olvide: 100% actitud.

338 Comments

  1. niurkid junio 21, 2010
    • carla junio 22, 2010
  2. milena julio 8, 2010
  3. YsabelC julio 9, 2010
  4. HAYDIN julio 19, 2010
  5. Mara Jose agosto 3, 2010
    • Manuel agosto 14, 2010
  6. MoveMen agosto 23, 2010
  7. Itza agosto 25, 2010
  8. Jackye Ferreira enero 11, 2011