Como ser virgen de nuevo. Cirugía plástica para la virginidad es la moda en Estados Unidos

¿Qué se le regala a un hombre que ya tiene todo? Jeannette, de San Antonio (estado de Texas), cree haber encontrado “la última sorpresa” para su marido de largos años. Por 5.000 dólares (unos 4.200 euros), esta mujer de 40 años pudo volver a ser virgen.

Las operaciones en las partes íntimas causan furor en Estados Unidos. Cada vez más mujeres se operan allí para recuperar la virginidad, hacer más estrecha la vagina, corregir la forma y tamaño de los labios vaginales con rayos láser o aumentar el tamaño del punto G con inyecciones, reseñó la agencia DPA.

“Muchas de nuestras pacientes nos han confesado que ya no están satisfechas con el aspecto (de sus partes íntimas)”, dice la página web del Instituto para el Rejuvenecimiento de la Vagina con Rayos Láser, en San Antonio.

Y agrega: “Señoras, ya no deben seguir avergonzándose. Con un tratamiento de rayos láser de entre una y dos horas de duración, el doctor Hailparn puede rejuvenecer y dar una nueva forma a la vagina”.

Los diseñadores de vaginas son la última moda de la cirugía estética, que ofrecen clínicas especializadas desde Los Angeles hasta Nueva York, desde Atlanta hasta la frontera canadiense. Algunas pacientes llegan con un ejemplar de la revista Playboy en la mano para mostrar qué aspecto quieren tener “ahí abajo”, según cuenta el ginecólogo y propietario de la clínica, Joseph Berenholz en Detroit.

Las mujeres que se dejan estrechar la vagina _por 7.000 dólares_ normalmente han tenido varios hijos y se quejan de sentir poco o nada durante la relación sexual. Algunas vuelven a casa con las manos vacías, porque Berenholz concluye tras examinarlas que el problema no lo tienen ellas, sino sus parejas.

Otro es el caso de mujeres que desean un segundo himen. En su mayoría provienen de América Latina o Cercano Oriente, y no quieren avergonzar a sus familias en su noche de bodas, contó recientemente Marco Pelosi al Wall Street Journal. A estas pacientes “las dejamos como si nunca antes hubiera pasado nada”, asegura Pelosi, quien pertenece a un equipo médico en una clínica de Nueva York, y sólo este año operó a unas 120 mujeres, en comparación con las dos que intervenía por año en la década de los noventa.

El pioniero de la cirugía en las partes íntimas de la mujer es el californiano David L. Matlock. Creó los términos clave y enseñó a ginecólogos de Estados Unidos, Canadá, Europa, el Sureste Asiático y Australia. “La medicina también es un negocio”, confiesa Matlock sin rodeos.

El profesional asegura que su “misión” es “simplemente” ayudar a las mujeres para alcanzar una vida sexual plena, según aseguró en el reality Dr. 90210 del canal de cable E!.

Leroy Young, presidente del Comité de Nuevas Tendencias de la Asociación Norteamericana de Cirugía Estética, cree que la demanda es estimulada por la creciente aceptación de la pornografía y “la incertidumbre acerca de qué es normal”.

El comité de ética de la Asociación Norteamericana de Ginecólogos y Obstetras está preocupado especialmente por la publicidad de las nuevas clínicas en populares revistas como Glamour, Harper’s Bazaar y Allure.

Especialmente las feministas están indignadas por operaciones como la modificación de los labios vaginales internos y externos. Denuncian que son el último ejemplo de cómo se obliga a las mujeres a adaptarse a un ideal de belleza.

Sin embargo, tampoco estos argumentos evitarían que Isabella, madre de tres hijos, de 44 años y residente de Detroit, vuelva a tratarse con Berenholz. “No lo dudaría un segundo”, dice.

29 Comentarios

  1. assma November 5, 2009
  2. majda January 11, 2010
  3. july April 6, 2010
  4. Alisa May 31, 2010
  5. DILY June 20, 2010
  6. Belkis July 14, 2010
  7. karla August 6, 2010
  8. karla August 6, 2010
  9. lan3n@ August 9, 2010