Luego de seis accidentes de avión en las últimas cinco semanas, algunos países europeos están poniendo en la lista negra a varias aerolíneas en las cuales, dicen, es mejor no viajar. Pero hay una forma mejor para que un pasajero decida volar con una empresa: el creciente número de recursos para seguirle los pasos a la seguridad de las aerolíneas.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), por ejemplo, tiene un programa llamado Operational Safety Audit (auditoría de seguridad operacional) que evalúa las aerolíneas independientemente. Es un sello de aprobación.

Desde 2001, 58 aerolíneas han pasado la prueba, incluyendo Varig Brasil, Copa de Panamá y Taca de El Salvador. La auditoría sólo sirve por un período de dos años. La lista está en www.iata.org/iosa/registry Generalmente, si encuentran problemas la aerolínea tiene 12 meses para corregirlos y ser identificada como una que cumple con estándares internacionales.

Hasta que más aerolíneas se sometan a la auditoría (hay más de 250 en el mundo) la lista no será tan completa como debiera ser. Pero a medida que más viajeros recurren a ella, las empresas sentirán mayor presión para formar parte de la lista y ello elevaría los parámetros de seguridad.

Evaluar la seguridad de las aerolíneas, clasificarlas por rango o incluso predecir accidentes es una tarea sumamente difícil. Los accidentes de avión son sucesos excepcionales, en promedio ocurre uno por cada tres millones de vuelos. Dado que generalmente son episodios aleatorios, intentar predecirlos es virtualmente imposible.

Pero no todas las aerolíneas son iguales. Algunos expertos en seguridad aérea creen que las finanzas de las aerolíneas, cuando no existe la supervisión estricta que se da en Estados Unidos, Canadá y Europa Occidental, pueden ser un indicador de posibles problemas. Una preocupación en accidentes recientes ha sido si las aerolíneas en aprietos financieros escatimaron en el mantenimiento y eso contribuyó a los accidentes.

La lista negra en Europa parece ofrecer juicios muy apresurados. Los expertos en seguridad observan que Francia y Bélgica, que publicaron sus listas de aerolíneas “prohibidas” antes de que la Unión Europea publique una lista el año próximo, no han especificado sus criterios de inclusión en dicha nómina, ni han señalado cómo evaluaron a las empresas.

Ninguna de las aerolíneas involucradas en los cinco accidentes de agosto, en los que 330 personas perdieron la vida, están en la relación publicada por los países europeos. Quizá lo más revelador sea que ninguna de las aerolíneas involucradas está en la lista de IATA de empresas que sí han pasado la auditoría de seguridad operacional.

El 23 de agosto al menos 41 personas murieron cuando el vuelo 204 de TANS Perú, un Boeing 737, intentó hacer un aterrizaje de emergencia durante una tormenta. El 16 de agosto murieron 152 pasajeros cuando un avión de West Caribbean Airways, registrado en Colombia, cayó en Venezuela aparentemente luego de que fallaran sus dos motores. Dos días antes, 121 personas perecieron cuando un aparato de Helios Airways registrado en Chipre perdió presión en la cabina, se quedó sin combustible y se precipitó sobre las montañas al norte de Atenas, Grecia.

El 6 de agosto, fallecieron 16 personas cuando un avión operado por Tuninter, de Túnez, se accidentó cerca de Sicilia. El 2 de agosto sobrevivieron los 309 pasajeros de un Airbus A340, de Air France, que se salió de la pista en Toronto y se incendió. Luego, el 5 de septiembre, un jet de Mandala Airlines se estrelló en un barrio de la tercera ciudad más grande de Indonesia, matando a por lo menos 147 personas, muchas de ellas en tierra.

En vez de enfocarse en las empresas aéreas, la Administración Federal de Aviación de EE.UU. (FAA) ofrece una relación de países que, en su opinión, no supervisan adecuadamente sus aerolíneas, al menos según los parámetros establecidos por la Organización Internacional de Aviación Civil (ICAO). Para los viajeros, es una herramienta más valiosa que las listas negras europeas y está disponible en la página Web de la FAA. Las aerolíneas están clasificadas en dos categorías: las que se ajustan a los parámetros de la ICAO y las que no.

Agrega un asterisco a los países que no califican y que no tienen compañías propias que vuelen a EE.UU., como Belice y Zimbabwe.

Los países que no cumplen con los estándares de ICAO pero que tienen aerolíneas que vuelan a EE.UU. están sujetos a un mayor escrutinio de la FAA. Entre ellos figuran Argentina, Bangladesh, Bulgaria, Costa de Marfil, Ecuador, Ghana, Guatemala, Guyana, la Organización de Estados Caribeños del Este, Serbia y Montenegro, Turcos y Caicos, Ucrania y Venezuela.



comentarios Cerrados.

blank

Switch to our mobile site